100 Pensamientos mientras veo el Mar Caribe

Mar azul, arena blanca

Siento la brisa del mar en mi cuerpo…

¿Cuántas postales no hemos visto? ¿Cuántas veces no hemos soñado con desconectarnos de todo y sentirnos libres? Lo vemos en televisión, revistas, espectaculares, y solo soñar que algún día estaremos en el mar caribe. Lugar de encanto, cuyos colores hipnotizan miradas, cuya diversidad de especies nos maravilla y sorprende. La primera vez que estés en el Mar Caribe, querrás volver y volver: lugar para enamorarse.

¿Qué estabas pensando mientras escuchabas el Mar Caribe?

caribe

  1. Imaginar el día en que alcanzaría el Mar Caribe.
  2. Ese día es hoy, el más memorable.
  3. Un lugar que lo tiene absolutamente todo.
  4. Sol, playa y arena.
  5. Paisajes de calendario.
  6. Peces de mil colores.
  7. Playas desiertas.
  8. Lagunas que se comunican con el mar abierto.
  9. Pero, ¿qué veo? es un extraordinario espectáculo por la gran cantidad de aves acuáticas.
  10. Que hermoso color el de los flamencos.
  11. Quiero empezar mis días siempre con este azul.
  12. Siempre había querido conocer el Mar Caribe.
  13. Tengo que ir poco a poco
  14. Despertar en una playa del Mar Caribe no está mal.
  15. Hay que sentirse como un náufrago de vez en cuando.
  16. Literalmente aislada, sin conexiones.
  17. El lugar perfecto para perderse.
  18. Empezar de nuevo.
  19. Desconectarse del mundo es posible.
  20. Las olas del océano transportan mis recuerdos.
  21. Esto es suficiente para sentirme libre.
  22. Dicen que los caribeños se toman la vida con calma.
  23. ¿Quien se puede estresar en el paraíso?
  24. ¿Cuántas sensaciones caben en un lugar tan hermoso?
  25. La primera vez que vi el mar, me sentí el ser más pequeño
  26. Sus tonalidades de azul hipnotizaron mi mirada.
  27. Cierro los ojos y escucho el romper de las olas.
  28. Mis pasos presurosos interrumpen el cristal claro de las aguas.
  29. En las orillas de la playa, mis pasos se quedan guardados por la arena dorada.
  30. Mis pasos se borran de la arena con el agua que viene y va.
  31. Siento la furia del viento.
  32. Voy marcando pasos mientras escucho la sinfonía del mar.
  33. Algo me ha pellizcado el pie, ¿qué será?
  34. Sé que no estoy sola, magia y misterio es lo que veo y siento.
  35. ¡Lo descubrí, es un cangrejo!
  36. ¿Cuánto tiempo habrá tenido que pasar en el mar, para que mi amigo llegará hasta aquí?
  37. Mi amigo emprende su camino devuelta al mar.
  38. Sigo caminando y veo a lo lejos una pequeña comunidad.
  39. Siento la arena entre mis pies.
  40. Suave encanto del Caribe.
  41. ¿Cuántos colores podemos encontrar en el paraíso?
  42. Estoy rodeada de una selva verde exuberante.
  43. La vegetación crece sobre el agua.
  44. En tierra firme todo vuelve a la normalidad.
  45. El Caribe, sinónimo de fiesta.
  46. Los extranjeros llegan aquí con ganas de desconectar.
  47. Las aguas más codiciadas del mundo.
  48. Cualquier lugar es bueno para llevarse a casa un buen bronceado caribeño.
  49. Veo y convivo con la fauna terrestre y marítima que enamora a primera vista.
  50. Caminar entre la selva y tener en la mano una abanico de bellezas caribeñas.
  51. Escucho la música de una comunidad pequeña.
  52. Esa música llena de ritmo y alegría y que transmite paz y tranquilidad.
  53. Al acercarme a esa pequeña comunidad, me encuentro con el legado de la cultura maya.
  54. Y con la delicia de la cocina tropical.
  55. ¡Mmm, ya me dio hambre!
  56. He visto diferentes tipos de pescado.
  57. Tiene sentido pues la actividad principal de aquí es la pesca.
  58. No hay grandes puertos, solo pequeños pescadores.
  59. ¿Y si me adentro a las profundidades del Mar Caribe?
  60. ¡Oh, no sé bucear, pero traigo mi equipo de snorkel!
  61. Quiero disfrutar de la magia caribeña, listo allá voy.
  62. Desearía ver un delfín.
  63. O tal vez muy, muy de lejos un tiburón.
  64. Siento algo nadando a mi alrededor, ¡que nervios!
  65. Es enorme, sus colores son brillantes, ¡es una hermosa tortuga marina!Tortuga marina
  66. Ahora puedo ver todo lo que está debajo de mí.
  67. Nunca me había percatado de la diversidad de especies que viven en el mar.
  68. Aquella vida que se extiende debajo de las aguas.
  69. Es aquí, donde el mar se nos presenta de diferentes formas.
  70. La corriente me arrastra hacia el paraíso.
  71. Me invita a sumergirme en los arrecifes de coral.
  72. Increíble lo que mis ojos están observando.
  73. ¡Cuántos peces! Hay de todos los tamaños y colores.arrecife
  74. Si corro con suerte hasta tendré un espectáculo de delfines.
  75. En el Caribe no hay límites, en el Caribe se permite soñar.
  76. Las aguas cristalinas me transmiten el poder llamar al Mar Caribe paraíso.
  77. Estas aguas que incitan a olvidarlo todo.
  78. Pero el mar puede ser engañoso, a la vez pacífico y a la vez salvaje.
  79. Me invita a la aventura, a vivir experiencias inolvidables.
  80. El Mar Caribe me recibe siempre alegre, con un clima templado durante todo el año.
  81. Aquí he encontrado el mejor regalo con días soleados, el caminar sobre la playa mientras disfruto del vibrante atardecer en un destino de ensueño.Atardecer
  82. Capturo los mejores momentos que se guardaran en mi mente.
  83. La vida está llena de momentos, y el Mar Caribe tiene miles de ellos.
  84. No tiene principio, ni fin, el mar es interminable.
  85. El mar lo devuelve todo, especialmente los recuerdos.
  86. La felicidad no cabe en mí, pues es mucho más que unas vacaciones.
  87. Una divertida experiencia con ritmo caribeño y tropical, ¡esto es vida!
  88. Saber que todo esto es real, saber que es posible, saber que el Mar Caribe se quedará en mi memoria por mucho tiempo.
  89. Estas playas han dejado huella en mi vida.
  90. Es un lugar para la recreación y el placer.
  91. ¿Y por qué no? disfrutar de un delicioso coco frío.
  92. He encontrado el lugar más tranquilo del mundo.
  93. Se me antoja descansar, tirada en la hamaca.
  94. Bajo una tarde tranquila de sol.
  95. Tener la postal caribeña perfecta para presumir.
  96. El momento donde me planteo la posibilidad de dejarlo todo.
  97. ¡Estoy en el paraíso!
  98. Dejar el trabajo y las preocupaciones.
  99. Sumergirme en el cristalino mar.
  100. ¿Y si me quedo aquí a vivir?

Hamaca