Legado cultural de la Revolución Mexicana

Revolución Mexicana

Cuna de héroes, leyendas y tradiciones

 

La Revolución Mexicana fue el conflicto social, político y cultural más grande en México durante el Siglo XX y se trata de un movimiento armado que quitó de la presidencia del país a  la dictadura del porfiriato y lo puso en manos de la democracia.

Cada 20 de noviembre celebramos el inicio de la Revolución que se remonta a 1910 y que sembró las bases del México que conocemos hoy en día, pero vale la pena recordar que en ella murieron cerca de 1,4 millones de mexicanos por causa directa de las batallas, el segundo hecho histórico que causó más bajas en nuestro territorio (sólo por detrás de la conquista española).

El legado del movimiento armado no se limita a lo político o bélico, pues también dejó música, frases, personajes, comida y un sin fin de tradiciones que prevalecen a más de 100 años de su comienzo:

El Legado de la Revolución Mexicana

Sanchez, Cruz

1.- Música

Se dice que los ejércitos villistas se lanzaban al ataque entonando canciones populares de la época, también se dice que bastaba con que el general Francisco Villa levantara tres dedos para que una de las bandas de guerra de su División del Norte comenzara a tocar su canción favorita: Las Tres Pelonas, así de importante era la música en tiempos de la Revolución Mexicana. 

El género que surgió y que prevalece gracias a este movimiento es el corrido. Las bandas de guerra y los compositores creaban canciones para entretener a los ejércitos en las cuales contaban historias épicas de la batalla. Este género trascendió y se cuenta que en las escuelas era la manera de enseñar la historia del país. Hoy día los corridos siguen siendo parte de nuestra cultura popular.

Múltiples canciones con diferentes versiones llegan hasta ahora, pero dos prevalecen como las más recordadas:

La Adelita

Compuesta por el sargento villista Antonio Gil, cuenta la historia de Adela Velarde, una mujer que se enlistó en el ejército de Pancho Villa a la corta edad de 13 años. La pieza pronto se convirtió en himno de los ejércitos de la Revolución.

La Marcha de Zacatecas

Que también es conocida como “el segundo himno de México”, fue creada gracias a una apuesta entre los compositores Genaro Codina y Fernando Villalpando. Quien compusiera la mejor marcha tendría el honor de nombrar la pieza como el estado del que eran originarios. Genaro Codina creó la mejor.

Si bien, fue escrita en 1891, las bandas de guerra de los ejércitos durante la Revolución Mexicana la popularizaron durante las cabalgatas que hacían a lo largo del país.

2.- Idolos mexicanos

La Revolución Mexicana no hubiera triunfado sin los caudillos del norte y del sur, respectivamente. Emiliano Zapata y Francisco Villa, líderes del Ejército Liberador del Sur y de la División del Norte pasan a la historia como dos personajes que luchaban por los derechos del pueblo, grandes líderes muy hábiles para la guerra.

Francisco “Pancho” Villa

El “Centauro del Norte” creó y lideró la División del Norte, la cual se volvió invencible durante la Revolución. De Doroteo Arango, su nombre real, nos queda la imagen estereotipada de un mexicano sonriente, regordete, con dos bandas de cartuchos cruzadas en el pecho. Se dice que fue el primero en entonar el afamado grito “Viva México, Cabrones” aunque no existen suficientes pruebas para demostrarlo.

Emiliano Zapata

El caudillo del sur es uno de los personajes más recordados. El hombre delgado, con bigote prominente y sombrero de charro es la imagen, por naturaleza, del revolucionario mexicano. Además, dejó frases como “Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el gobierno” que han adoptado múltiples movimientos sociales.

El Legado de la Revolución Mexicana

Agustín Víctor Casasola

 

3.- Frases y expresiones

El lenguaje y la realidad de México hace 100 años era completamente diferente a lo que es el país hoy en día, pero hubo algunas frases y expresiones que se mantienen hasta la fecha:

“La bola”: era comúnmente utilizada para referirse a los ejércitos revolucionarios de manera despectiva. Hoy en día la usamos para hablar de nuestra “bola” de amigos, o inclusive familiares.

“Tierra y Libertad”: corta pero concisa, resume gran parte de la Revolución Mexicana. Es atribuida, erróneamente, a Emiliano Zapata, pero su autor es el periodista y político Ricardo Flores Magón.

“Carrancear”: hace referencia al sentir de muchos mexicanos contra Venustiano Carranza durante la Revolución y quiere decir “robar”.

“Sería magnífico, yo creo, ayudar a hacer un México más feliz”: todo el sentimiento de un caudillo en una sola frase. Su autor es Pancho Villa.

El Legado de la Revolución Mexicana

Agustín Víctor Casasola

 

4.- Comida

Muchas de las muertes derivadas de la Revolución Mexicana fueron por hambre. El país pasó momentos de escasez que afectaron a los más pobres. La carne no abundaba y la mala alimentación afecta directamente a toda la población.

Los revolucionarios se alimentaban, básicamente, de maíz (tortillas) y frijoles. Cuando encontraban algún animal por el camino comían carne de perro o gato, pero no era común.

Actualmente un platillo sigue llenando las mesas mexicanas, los tacos acorazados, que básicamente son una comida completa en un solo taco. Se trata de dos tortillas con una cama de arroz y encima un platillo a elegir. Después se come como un taco normal. Ganaron popularidad gracias a que eran muy baratos y fáciles de consumir.

Las encargadas de alimentar a los cansados y hambrientos ejércitos eran las soldaderas, hoy conocidas también como Adelitas. Su labor, además de alimentar a los ejércitos y curar a los heridos, también consistía en tomar las armas e ir a la batalla.

La gastronomía mexicana es famosa en el mundo gracias a su variedad y combinación de sabores. Si quieres conocer más de los platillos de nuestros antepasados, puedes leer aquí.

El Legado de la Revolución Mexicana

Twitter: @Becky-Mijares

 

5.- Las soldaderas (o Adelitas)

Las mujeres mexicanas cambiaron el rol del género gracias a la Revolución. En los ejércitos nacieron las Soldaderas (más tarde conocidas como Adelitas gracias a la popularidad del corrido de Adelita) que eran mujeres que tomaban las armas además de alimentar, curar y cuidar a los ejércitos e iban al campo de batalla.

Muchas Adelitas tuvieron que disfrazarse de hombres y tomar nombres diferentes para poder participar en las sanguinarias batallas de la Revolución y pelear por los ideales que defendían. Hoy en día su vestimenta es típica de los festejos cada noviembre.

El Legado de la Revolución Mexicana

Fondo Casasola

 

Como puedes leer, el conflicto armado creó un antes y un después en muchos aspectos, México fue uno antes y uno después de la Revolución.

¿Qué otro legado de la Revolución Mexicana conoces? 

 

 

Mauricio Muñoz
Amante del fútbol y fotógrafo amateur. Siempre espera que la vida lo sorprenda