El Papel Amate: una gran aportación de los mayas

Legados que perduran

¿Sabías que la civilización maya creó su propio papel artesanal?

El uso del papel a lo largo de la historia y en muchas civilizaciones ha estado relacionado con rituales espirituales y religiosos. Por este motivo la civilización maya comenzó a utilizarlo.

Conociendo la inteligencia y sabiduría que caracterizó a los mayas, no nos debe sorprender saber que crearon su propio papel que fue conocido como el papel amate.

¿Cómo se crea el papel amate?

Foto de Wallygrom

Foto de Wallygrom

El papel amate se elabora a partir de la corteza de una higuera silvestre. Primero se pone la corteza en remojo durante días transformándose a blanda y por lo tanto, moldeable. Seguidamente se golpea sobre una superficie lisa hasta obtener unas fibras que tras colocarse correctamente se convierten en una fina y elástica plancha.

Fabricación de papel amate

Foto de AGENCIA ID

Las tiras de papel podían superar incluso los cinco metros de largo. Los mayas doblaban estas tiras en fuelles creando así una especie de libros que nombraron códices.

¿Qué eran los códices?

Eran manuscritos pictográficos en los que plasmaron toda su sabiduría. La temática de los códices mayas estaba siempre relacionada con el mundo superior: con la religión, la astronomía, los ciclos agrícolas, la historia o las profecías.

Foto de Vicente Camarosa

Foto de Vicente Camarosa

¿Quiénes se encargaban de escribir los códices?

Los tlacuilos. Eran personas que sabían leer y escribir, además de ser grandes pintores. Ellos dominaban a la perfección los temas sobre los que escribían y curiosamente nunca firmaban sus trabajos ya que eran para la colectividad. Por ello, no se conoce el nombre de ningún tlacuilo.

El papel amate en la conquista hispánica

En el siglo XVI, tras la conquista, los españoles intentaron erradicar la fabricación de este tipo de papel. Cabe aclarar que todos los intentos fracasaron pero sumidos en la burda idea de que los códices eran libros de brujería y rituales condenados por el catolicismo se dedicaron a quemarlos y eliminarlos.

Hoy día únicamente son tres los códices mayas que perduran. Uno se encuentra en Madrid (España) en el museo de América, otro en Dresde (Alemania) en la Librería Real y el último en París (Francia) en la Biblioteca Nacional.

¿Se utiliza el papel amate en la actualidad?

Por supuesto que sí. En la actualidad el papel amate se utiliza para realizar preciosas labores artesanales y es uno de los grandes impulsores del turismo en el país.

Foto de Ramón León

Foto de Ramón León

¿Has tenido la suerte de ver algún códice maya?

¡No lo dudes y comparte con nosotros tu experiencia! 

Mar Oliver

Española caribeña. Amante de la lectura, la escritura y la fotografía. Vitamin sea. Viajar es vivir.