Mitos, leyendas y verdades sobre los cenotes

Maravillas de la naturaleza

Los cenotes: lugares mágicos y únicos donde perderse

Si alguna vez has estado interesado por la Península de Yucatán o la Riviera Maya, si eres un fiel amante de la naturaleza o si la flora y fauna son una de tus debilidades, es muy probable que hayas oído hablar de los cenotes.

Pero, ¿sabes cómo se originaron? o ¿sabes cuantos tipos de cenotes existen? Sepas o no sobre estas formaciones naturales, hayas tenido la suerte o no de visitar alguna,  creo que deberías seguir leyendo este post porque siento decirte que… ¡hay muchas cosas que no conoces de estas maravillas naturales!

Uno de los primeros pensamientos que nos vienen a la cabeza cuando tenemos la suerte de presenciar en vivo y en directo alguno de los miles de cenotes que existen en la península de Yucatán es: ¿cómo se habrá creado esta impresionante maravilla natural?

Cenote a cielo abierto

 

La teoría mas aceptada sobre la formación de los cenotes es fascinante. La base de la Península de Yucatán está formada por suelo que hace mucho tiempo estuvo sumergido bajo el mar. Sobre ese suelo había una gran cantidad de vida, incluyendo arrecife de coral, plantas y animales ricos en carbonato de calcio. Esto generó grandes cantidades de roca calcárea o caliza que después de millones de años, otorgaron su característico color blanco a este suelo.

Una de las características de esta roca calcárea o caliza es su porosidad: miles de años de lluvias, tránsito de ríos subterráneos y otros factores fueron disolviendo los minerales, creando agujeros y cavernas que poco a poco se llenaron de agua dulce. Dado que la roca calcárea fue formada por restos de animales marinos fosilizados, podemos encontrar fósiles de conchas marinas sobre la superfice de dichos muros.

Pared cenote restos marinos

Cuando vemos un cenote tendemos a pensar que estamos ante una especie de lago o pozo, pero, en realidad, las aguas de los cenotes tienen un comportamiento similar al de los ríos. ¿Por qué?, muy fácil. Aunque no lo parezca la mayoría de los cenotes están interconectados por túneles subterráneos gracias a los cuales la corriente del agua es continua. Esta característica es fundamental para mantener con vida a la rica flora y fauna presentes tanto en sus aguas como en sus alrededores.

fondo del cenote

Existen varios tipos de cenotes: a cielo abierto, semi abiertos y subterráneos. El motivo de que existan varios tipos es por la edad del cenote. Los de a cielo abierto son los más maduros mientras que los subterráneos son los más jóvenes porque conservan su cúpula intacta. Por ello, con el paso de los años y la continua erosión de la roca caliza estas formaciones irán evolucionando y cambiando su aspecto.

Cenote subterráneo

Para la civilización maya la utilidad de los cenotes era muy importante pero, ¿sabes para qué los usaban los mayas? Bueno, primeramente como fuente de  abastecimiento de agua; pero además, como lugares sagrados y de sacrificio en el que arrojaban joyas, vasijas, tejidos, esculturas e incluso se han encontrado gran cantidad de esqueletos humanos. Se piensa que se realizaban sacrificios humanos con el fin de agradecer a los dioses el regalo del agua o incluso para solicitarlo. Cuentan las leyendas que estos cenotes eran nombrados como cenotes sagrados y hoy día podemos visitarlos.

Cenote sagrado

Además y curiosamente cada cenote tenía una función específica, es decir, los utilizados para rituales no podían usarse para el abastecimiento de agua y viceversa.

Ahora que sabes todo esto sobre los cenotes admite que tienes muchas más ganas que antes de conocer alguno. Si no sabes por cual decantarte, lee: 5 cenotes para visitar en Yucatán.

¡Visítalos y anímate a compartir tus fotos con nosotros!

Mar Oliver
Española caribeña. Amante de la lectura, la escritura y la fotografía. Vitamin sea. Viajar es vivir.